Correspondencias

Annemarie Heinrich & Gaspar Gasparian

CURADURÍA FRANCISCO MEDAIL

Entre Anemarie Heinrich y Gaspar Gasparian había trece años de diferencia y dos mil doscientos kilómetros de distancia. Aún así, sus nombres convivieron en las páginas de revistas especializadas y catálogos de salones internacionales durante los años cuarenta y cincuenta. Ambos formaron parte de la extensa red de iniciativas y sinergias que promovieron los fotoclubes latinoamericanos en la primera mitad del siglo XX.

          En 1942, Gasparian se introdujo en la escena fotográfica paulista a través de su afiliación al Foto Cine Clube Bandeirante; En Argentina, Heinrich ya había abandonado el Foto Club Argentino para sumarse, años más tarde, al más progresista Foto Club Buenos Aires. Ambos iniciaron sus recorridos con influencias del pictorialismo y la fotografía costumbrista, aunque no demoraron en trasladar sus intereses hacia las búsquedas formales y los juegos compositivos. Esta progresiva exploración de ángulos y luces dio origen a un proceso de simplificación de formas que culminó en lo que hoy llamamos fotografía modernista. Sin embargo, en contraposición a lo que sucedió en las metrópolis europeas, estas producciones no formaron parte de un movimiento disruptivo ni se trató de una contestación a los lenguajes dominantes. Por el contrario, las fotografías de Heinrich y Gasparian integraban ese vasto cuerpo de heterogeneidades que caracterizó a los fotoclubes en aquel entonces. Sus imágenes circularon por salones y revistas junto a estéticas tradicionalistas, remanentes del pictorialismo y ejercicios publicitarios.

          No conocemos indicios de un vínculo directo entre Heinrich y Gasparian, pese a que la primera realizó al menos dos exhibiciones importantes en Sao Paulo. Sin embargo, sus trayectorias e intereses hacen posible pensar una mirada en contrapunto. Proponemos entonces un diálogo entre ambos artistas a través de un conjunto de sus imágenes más representativas. Una suerte de vínculo epistolar oculto en sus apariciones entre catálogos y páginas de revistas. La conversación silenciosa entre dos personas que, a la distancia, miraban lo mismo.